viernes, 9 de diciembre de 2016

Charlota gijonesa



Esta tarta es típica de Gijón, muy rica, os recomiendo que si venís de viaje a Asturias la probéis.

Necesitaremos:

2 planchas de bizcocho genovés mojadas en almíbar.
El bizcocho genovés lleva:
6 huevos
140 gramos de harina de repostería
10 gramos de maicena
150 gramos de azúcar
Un poco de zumo de limón
1 cucharada de café  de esencia de vainilla

RELLENO:
350 ml de nata líquida para montar
4 hojas de gelatina
Turrón blando
Azúcar avainillado
Azúcar glass

COBERTURA DE CHOCOLATE:
125 gr de chocolate negro de cobertura
25 gramos de mantequilla
100 ml de nata líquida
1 hoja de gelatina
Un poco de agua caliente
50 gramos de chocolate para fundir blanco

DECORACIÓN FINAL

350 ml de nata montada ( con azúcar glass y azúcar avainillada)
Guindas


Vamos a hacer el bizcocho:
Precalentamos el horno a 175 grados, con calor arriba y abajo.

Separamos las claras de las yemas, reservamos las claras.
Las yemas las batimos junto al azúcar hasta que clareen, agregamos después la esencia de vainilla y el zumo de limón.
Añadimos la harina y la maicena.

Montamos las claras a punto de nieve y vamos poco a poco y con movimientos envolventes, mezclando con el resto de ingredientes.

La mezcla total la echamos en un molde de 20 cm de diámetro previamente engrasado, y lo metemos en el horno unos 45 minutos.
Pinchamos en el medio del bizcocho, y si sale limpio el pincho, está listo para sacar del horno.

Dejamos enfriar y cortamos dos planchas finas, como de medio centímetro de grosor. Las empapamos en almíbar ( 100 ml de agua, 50 gramos de azúcar y un chorrete de coñac, todo se lleva a hervir y se deja enfriar para echar al bizcocho).


  



Vamos ahora con el relleno de la tarta

Ponemos las 4 láminas de gelatina en agua fría para que se ablanden unos 5 minutos.
Calentamos un poco de nata líquida ( como 50 ml) , sacamos del fuego, sacamos las laminas de gelatina del agua, las escurrimos y las añadimos a la nata. En caliente la gelatina se disuelve.

Dejamos enfriar la nata.
Cuando esté fría, añadimos el resto de la nata líquida y la montamos. En la kitchenaid usamos el accesorio varillas a velocidad 5. Podéis utilizar una batidora normal o incluso batir a mano.
Mientras se va montando, agregamos una cucharada de postre de azúcar avainillado y azúcar glass al gusto. Ir probando la nata para ponerla lo dulce que os guste.

Una vez tengamos la nata montada empezamos a montar la tarta.

Cogemos un molde de 20 cm de diámetro, que se pueda desmoldar.
Lo cubrimos con papel de horno tanto la base como las paredes.
Ponemos una plancha de bizcocho almibarada.
Echamos una capa de nata montada.
Cogemos el turrón blando, y en cachitos, vamos repartiéndolo encima de la nata.
Colocamos otra capa de nata montada y encima la otra plancha de bizcocho almibarado.





Venga, que ya queda poco!!!!!

VAMOS A POR LA COBERTURA
fundimos al baño maria el chocolate negro con la mantequilla y la nata líquida. Dejamos enfriar.

Ponemos la lámina de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Escurrimos el agua después.
Añadimos la gelatina a una cucharada de agua caliente para que se disuelva y lo agregamos al chocolate derretido. Mezclamos un poco.
Cuando esté templado ( todavía líquido ), echamos el chocolate por encima de la plancha de bizcocho.

Derretimos al baño María el chocolate blanco, y lo ponemos en una manga pastelera con boquilla fina.
Hacemos unos círculos desde el centro hacia fuera con el chocolate blanco. Inmediatamente, con un palillo vamos dibujando rectas, una del centro hacia afuera, la otra de fuera hacia dentro y así sucesivamente ( conseguiréis los dibujos que veis en la foto, que son característicos de la charlota gijonesa).

Llevamos al congelador durante 3 horas para que solidifique la cobertura.

Solo nos falta decorar la tarta con nata montada y guindas.
Para ello, tenemos que desmoldar la tarta.
Hacemos de nuevo, siguiendo el mismo proceso anterior,  nata montada.
La llevamos a una manga pastelera con boquilla de estrella y decoramos los bordes de la tarta y las bases donde vayamos a poner las guindas.
Llevamos a la nevera.
Media hora antes de comer, sacarla de la nevera, estará más rica.

Esta tarta es de las más ricas que existen!!!!, ya me contaréis.







domingo, 23 de octubre de 2016

Bizcochón



Al rico Bizcochón, más bueno que el pan!!!! Este fin de semana nos hemos pegado unos desayunos maravillosos gracias a este bizcocho estupendo.
Para hacerlo necesitaréis

Ingredientes:
6 huevos
250 gramos de azúcar
250 gramos de harina de repostería
1 sobre de levadura royal
Esencia de vainilla
Azúcar glass

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.

Separamos las claras de las yemas, reservamos en la nevera las claras.
Batimos las yemas con el azúcar, a velocidad baja . Añadimos la harina y la levadura y seguimos batiendo a velocidad baja. Echamos una cucharita de esencia de vainilla ( opcionalmente, esto no es necesario pero le da un olor y un sabor muy rico). Reservamos la mezcla.
Utilizamos las claras, y las batimos a punto de nieve. Unimos a la mezcla anterior con movimientos envolventes.

Engrasamos un molde redondo de 18 cm de diámetro y echamos la masa del bizcochón.
Metemos en el horno durante unos 45 minutos. Ir pinchando en el centro del bizcocho para ver si está hecho antes de sacarlo del horno, a veces puede necesitar 5 o 10 minutos más.
Sacamos del horno, esperamos que enfríe para desmoldarlo, y decoramos con azúcar glass por encima.
Sale muy esponjoso y muy bueno, hacerlo que os va a encantar!!!!


jueves, 8 de septiembre de 2016

Bizcocho de nata con toque de cacao

 

Necesitamos:
250 gramos de harina
4 huevos
200 ml de nata líquida
200 gramos de azúcar 
80 ml de aceite de oliva
1 sobre de levadura royal
Cacao en polvo para decorar


Es un bizcocho muy sencillo de hacer, y sale muy muy rico.


Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180 grados.
Batimos los huevos hasta que quede la mezcla blanquecina, y añadimos el azúcar. Si utilizas la kitchenaid u otra similar, hacerlo a velocidades bajas para que después la masa del bizcocho suba. Cuando esté bien emulsionado añadimos el aceite. Después incorporamos la nata y por último echamos poco a poco la harina y la levadura mezclando con movimientos envolventes.
Utilizamos un molde engrasado con mantequilla para que no se pegue el bizcocho.
Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno durante 50 minutos. Antes de sacarlo del horno, pinchamos en el centro del bizcocho y miramos que esté hecho. Si no lo está, dejarlo 10 minutos más.
Sacamos del horno, dejamos enfriar, desmoldamos y decoramos con cacao en polvo.

 


domingo, 26 de junio de 2016

Bizcocho con pepitas de chocolate



Como ya sabéis, todos los postres que publico en mi blog, los degustamos en casa. Os tengo que decir que este bizcocho ha tenido un éxito arrollador!!!!, así que os animo a hacerlo.

Necesitamos:
250 gramos de mantequilla
280 gramos de azúcar
4 huevos
1 yogurt griego
1 sobre de levadura de levadura de panadería
250 gramos de harina de repostería
1 chorretón de ron
Pepitas de chocolate ( unos 100 gramos)

Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo

Mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Añadimos uno a uno los huevos y agregamos después el yogurt.
Le damos un toque a la mezcla con un chorretón de ron, y por último, incluimos la levadura y la harina. Cuando tengamos una mezcla homogénea, ponemos las pepitas de chocolate al gusto.

Colocamos la mezcla en un molde para bizcocho previamente engrasado con mantequilla para poder desmoldar una vez frío sin que se pegue.
Metemos al horno durante una hora.
Dejamos enfriar del todo para desmoldar.
Al llevar mantequilla, hay que dejarlo enfriar unas horas antes  de comerlo, para que su sabor sea espectacular. Os recomiendo que lo probéis, sale buenísimo!!!!



domingo, 29 de mayo de 2016

Magdalenas de limón



Necesitamos:
4 huevos grandes
200 gramos de azúcar
150 gramos de mantequilla en pomada
200 gramos de harina de repostería
1 sobre de levadura
Ralladura de limón al gusto

Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 190 grados.
Batimos los huevos hasta que aclaren y espumen. Añadimos en ese momento el azúcar y dejamos que se mezclen bien.
Agregamos la mantequilla en pomada ( blandita a temperatura ambiente), para que se emulsione bien.

Echamos el sobre de levadura con la harina a la mezcla. Quedará una masa un poco pastosa.
Por último rallamos la piel de un limón ( incluso se puede incorporar el zumo del limón, eso a vuestro gusto).
Cuando tenemos la mezcla completa, colocamos las cápsulas de las magdalenas en los moldes, y con una cuchara de helado, las rellenamos ( que quede un poco menos de 3/4 de cápsula con mezcla).
Llevamos al horno durante 15 a 20 minutos.
Sacamos del horno y de los moldes y dejamos enfriar. En unos 20 minutos ya se podrán comer, intentar hacerlas una mañana de domingo para desayunar.... Un placer para los sentidos!!!!


domingo, 28 de febrero de 2016

Cañas de crema y chocolate



Receta especial para los niños de la casa, les encantarán estos dulces caseros!!!!
Necesitamos:
plancha de hojaldre
crema pastelera
yema de huevo
cobertura de chocolate

Primero preparamos la crema pastelera con:
500 ml de leche
100 gramos de azúcar
50 gramos de maicena
3 huevos
1 cucharadita de esencia de vainilla

Para hacerla, mezclamos en un cazo los huevos batidos, la maicena, la leche, el azúcar y el aroma de vainilla, todo ello a fuego medio y revolviendo continuamente. Cuando forme una crema espesa ya la tenemos lista.


Hacemos el hojaldre con:
500 gramos de harina de media fuerza
250 ml de agua
10 gramos de sal
350 gramos de mantequilla
1 huevo batido 

Amasamos los 500 gr de harina con la sal y los 250 ml de agua hasta formar una bola un poco pegajosa. Enharinamos un poco la meseta de trabajo para extender la masa formando una plancha. La ponemos en una bandeja, la tapamos con papel de horno y la metemos en la nevera durante 1 hora.
Por otro lado, sacamos la mantequilla, la colocamos entre dos papeles de horno y extendemos con el rodillo hasta formar una plancha de mitad de tamaño que la plancha de masa. Llevamos también a la nevera.
Una vez haya pasado la hora, vamos a incorporar a la masa la mantequilla y empezar a hacer los plegados que forman el hojaldre.
Vamos a tener que hacer 5 plegados, con 30 minutos de espera entre ellos en la nevera.
Ponemos la plancha de masa extendida en la meseta de trabajo, y encima, justo en el medio, colocamos la plancha de mantequilla. Nos tiene que quedar masa suficiente por ambos lados de la 
mantequilla para  hacer un pliegue de fuera hacia dentro, que cubra por encima, la mantequilla. 
Haremos un pliegue de la masa sobrante izquierda hacia el centro que cubra toda la mantequilla y otro pliegue de la masa sobrante derecha hacia el centro, que cubra la masa que ha quedado del primer pliegue.
Ahora pasamos el rodillo por encima, siempre en la misma dirección, hasta que volvamos a tener una plancha de masa del tamaño que teníamos anteriormente. Llevamos a la nevera en una bandeja con papel de horno por encima ( para que no forme costra), durante 30 minutos. Ya tenemos el primer plegado hecho.
Repetimos la operación 4 veces mas, con 30 minutos de reposo en la nevera en cada plegado.Una vez hecho el último plegado, hemos de esperar 2 horas antes de estirar la masa de hojaldre 
Estiramos con el rodillo la masa de hojaldre, hasta dejar una plancha muy fina, como de medio centímetro de tamaño rectangular. Cortamos rectángulos donde el lado pequeño del rectángulo será el largo de la caña de chocolate. 




Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Rellenamos en el centro del rectángulo ( haciendo una linea de arriba a abajo, perpendicular a los lados grandes del rectángulo) con crema pastelera, y doblamos hacia el centro los dos laterales, cubriendo la crema ( formando un canutillo). La unión la dejamos hacia abajo, para que no abra en el horno.
Colocamos en la bandeja del horno, todas las cañas, y pintamos la superficie de ellas con yema de huevo batida.
Llevamos al horno, a 200 grados, con calor arriba y abajo durante 20 minutos.
Dejamos enfriar.

Hacemos la cobertura de chocolate con:
200 gramos de chocolate para fundir
50 gramos de azúcar
200 ml de nata líquida (35% materia grasa)
50 gramos de mantequilla

Preparamos la cobertura de chocolate, fundiendo al baño maría el chocolate, agregando después la nata, el azúcar y la mantequilla sin dejar de remover. Cuando esté todo emulsionado, dejamos que enfríe un poco ( hasta que temple).

Por último pintamos la superficie de las cañas con la cobertura, utilizando una cuchara y echando la cobertura por encima hasta que las cubráis completamente.
Dejar enfriar y que se solidifique el chocolate.
Servir y disfrutar!!!!




domingo, 21 de febrero de 2016

Mini croissants salados



Lo reconozco, hoy he utilizado masa de hojaldre comprada!!!!!, necesitaba hacer un aperitivo rápido, y la verdad, es que han salido unos croissants muy ricos.

Vamos a necesitar:
Masa de hojaldre
Tomates cherry
Jamón Serrano en taquitos
Tomate frito
Queso parmesano
Yema de huevo
Orégano

Lo ideal sería hacer la masa de hojaldre nosotros mismos, pero si no tenéis tiempo o ganas podéis usar una plancha de hojaldre comprada y obtendréis también un buen resultado.
Voy a dejar aquí la receta de la masa de hojaldre, que he utilizado en otras de mis recetas del blog, por sí alguien se anima a hacer hojaldre casero!!!!

 


Para la plancha de hojaldre:
500 gramos de harina de media fuerza
250 ml de agua
10 gramos de sal
350 gramos de mantequilla
1 huevo batido 
Amasamos los 500 gr de harina con la sal y los 250 ml de agua hasta formar una bola un poco pegajosa. Enharinamos un poco la meseta de trabajo para extender la masa formando una plancha. La ponemos en una bandeja, la tapamos con papel de horno y la metemos en la nevera durante 1 hora.
Por otro lado, sacamos la mantequilla, la colocamos entre dos papeles de horno y extendemos con el rodillo hasta formar una plancha de mitad de tamaño que la plancha de masa. Llevamos también a la nevera.
Una vez haya pasado la hora, vamos a incorporar a la masa la mantequilla y empezar a hacer los plegados que forman el hojaldre.
Vamos a tener que hacer 5 plegados, con 30 minutos de espera entre ellos en la nevera.
Ponemos la plancha de masa extendida en la meseta de trabajo, y encima, justo en el medio, colocamos la plancha de mantequilla. Nos tiene que quedar masa suficiente por ambos lados de la 
mantequilla para  hacer un pliegue de fuera hacia dentro, que cubra por encima, la mantequilla. 
Haremos un pliegue de la masa sobrante izquierda hacia el centro que cubra toda la mantequilla y otro pliegue de la masa sobrante derecha hacia el centro, que cubra la masa que ha quedado del primer pliegue.
Ahora pasamos el rodillo por encima, siempre en la misma dirección, hasta que volvamos a tener una plancha de masa del tamaño que teníamos anteriormente. Llevamos a la nevera en una bandeja con papel de horno por encima ( para que no forme costra), durante 30 minutos. Ya tenemos el primer plegado hecho.
Repetimos la operación 4 veces mas, con 30 minutos de reposo en la nevera en cada plegado.Una vez hecho el último plegado, hemos de esperar 2 horas antes de estirar la masa de hojaldre 
Estiramos con el rodillo la masa de hojaldre, hasta dejar una plancha muy fina, como de medio centímetro.

Ponéis un plato grande encima, y cortáis la masa que se sale del plato, para dejar un círculo de masa.

 

Precalentamos el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.

Ahora, cortamos con un cuchillo la masa en 12 partes iguales, les ponemos tomate por toda la superficie, y en la parte más ancha de cada partición, justo en el centro, le añadimos los ingredientes que nos gusten, en mi caso, hice 6 particiones con tomatitos cherry cortados en daditos y tacos de jamón Serrano, y las otras seis con jamón y queso parmesano.

Una vez hecho, cogemos cada parte, y empezamos a hacer un canutillo ( rollito), de la zona ancha a la estrecha. Una vez tengáis hecho el canutillo, dobláis los extremos hacia dentro, haciendo la forma del croissant.
Sólo nos queda, pintar la superficie con yema de huevo, y poner por encima orégano.
Lo llevamos al horno a 200 grados, con calor arriba y abajo, durante 20-30 minutos ( va a depender de lo grandes que sean los croissants, cuando los veáis que han aumentado el tamaño y están dorados por fuera, los tendréis listos).
Servir fríos. En mi casa he triunfado con esta receta!!!!