viernes, 19 de junio de 2015

Macarons con buttercream de vainilla


Saben igual de ricos que la pinta que tienen!!!!
Los macarons tienen fama de ser complicados de hacer, yo no estoy de acuerdo, simplemente piden paciencia casi infinita, ya que el truco es el secado de la superficie del macaron antes de meter al horno. Con este paso bien hecho, tenemos el éxito asegurado.

Necesitamos:

Para los macarons:
3 claras de huevo tamaño XL a temperatura ambiente (sobre 120 gramos de clara de huevo)
100 gramos de harina de almendra
200 gramos de azúcar glass ( mejor icing sugar si lo tenéis o lo podéis conseguir)
40 gramos de azúcar
colorante alimentario ( del color deseado)

Para la buttercream de vainilla:
125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
150 gramos de azúcar glass ( mejor icing sugar)
1 cucharadita de postre de esencia de vainilla

Comenzamos batiendo las claras de huevo a punto de nieve, si utilizais la kitchenaid o similar, poner el accesorio varillas a velocidad 8. Las claras han de estar a temperatura ambiente para evitar la humedad en exceso que recogen en frío. En muchas recetas que he leído, las ponen unas horas en un recipiente tapadas con papel de film para que atemperen antes de usarlas. Yo, tengo los huevos fuera de la nevera y los utilizo así sin mas. Si queréis hacerlo correctamente deberíais tenerlas unas horas atemperando tapadas con film, yo no lo hago porque el huevo me da cosilla no utilizarlo en seguida de abrirlo, maniática que soy.
Una vez que tengamos las claras al punto de nieve, añadimos poco a poco los 40 gramos de azúcar ( la normal blanquilla), sin parar de batir. Cuando esté todo bien mezclado, echamos unas gotitas de colorante alimentario, del color que os guste, no dará sabor, solo color. Cuanto mas cantidad de colorante añadáis, mas fuerte quedará el colorido de los macarons.
Yo utilicé este, en poquita cantidad, dos gotas.
Ahora, añadimos la mezcla de azúcar glass y harina de almendra, que antes habremos tamizado bien (muy importante este paso para que los macarons no se queden grumosos).
No vamos a utilizar máquina para mezclar en este paso!!!!, vamos a hacerlo con una espátula como esta, haciendo movimientos envolventes y con mucho cuidado, ya que queremos que las claras de huevo no pierdan su consistencia. Cuando esté todo bien emulsionado, tenemos lista la masa de los macarons. Vamos a meterla en una manga pastelera, utilizando una boquilla Wilton 12 o similar, la podéis ver aquí.


Atención que vamos con el paso mas importante y que nos dará el éxito total!!!!
Cogemos una bandeja de horno, ponemos papel vegetal, le dibujamos con un lápiz círculos del tamaño que queramos que nos salgan los macarons, damos la vuelta al papel para que no se tinte la masa, y vamos rellenando con la masa los círculos, sin llenarlos del todo, ya que la masa se expandirá un poco y si llegamos al borde del círculo, al final nos quedarán mas grandes de la cuenta. Hacer todos de la misma manera, para que salgan exactos en tamaño.
Ahora toca quitar el aire a la masa, para ello, dejamos caer varias veces la bandeja desde unos 5 cm de altura ( poquita altura no vaya a ser) a la mesa de trabajo. Quitaremos el aire y la masa se expandirá y rellenará totalmente los circulitos que hemos dibujado.
Y viene lo mas súper dificil, ESPERAR...
Necesitamos que la superficie de los macarons se seque completamente antes de meterlos en el horno, tenemos que poder pasar la mano por encima y que no se nos pegue la masa (sin hacer presión, con suavidad).
Si no secan bien, una vez en el horno, se os agrietará la superficie y no os saldrá el pie característico del macaron ( por experiencia os lo digo). Sabrán ricos, ni se os ocurra tirarlos si os pasa esto. Queremos que no suceda por cuestión de vanidad de conseguir el macaron perfecto!!!!.
Según el día, y según donde viváis, el tiempo variará mucho. Esto puede tardar desde media hora a una noche entera. Para que os hagáis una idea, yo vivo en Asturias, muy cerca del mar, hay mucha humedad, y la masa tardó en secar toda una tarde y una noche. Yo pensé que me daba algo de tanto esperar!!!!.
Cuando ya estén secos, los llevamos al horno con calor arriba y abajo, a 150 grados durante 10 a 15 minutos. La temperatura depende mucho del horno, va desde 130 a 170 grados. Vais a tener que experimentar un poco con los tiempos y la temperatura. A mi, si os sirve de referencia, me fue bien poniendo el horno a 150 grados durante 12 minutos.
Dejamos enfriar antes de rellenar con la buttercream.
Para hacer la buttercream de vainilla, batimos a velocidad 6-8, la mantequilla a temperatura ambiente, el azúcar glass y la cucharadita de esencia de vainilla, con el accesorio pala. Si lo hacéis en batidora, pués con las varillas.
Cuando esté todo bien mezclado, ponemos en manga pastelera con boquilla Wilton 2D o similar, podéis verla aquí. Rellenáis los macarons, poniendo en una tapa la buttercream y colocando otra tapa encima. Si queréis, podéis poner a modo de decoración un poquito de azúcar glass por encima, eso al gusto.
Ya tenéis unos macarons maravillosos!!!!, la clave, la PACIENCIA.
Espero que os gusten.








6 comentarios :

  1. Sofia al ver tu receta se me hace la boca agua. Tiene una pinta!!. Nunca he hecho macarrons pero al ver las fotos me están entrando unas ganas. Me quedo a ver mas recetas por cierto soy nueva por aquí he encontrado tu blog buscando blogs de recetas en la web y me ha llamado la atención el tityulo de tu blog porque yo también tengo la Kitchen Aid y estoy loca con ella. Te invito a visitar mi blog es de recetas también: Recetas de Anansies. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida. Muchas gracias por estar por aquí. Ya he visto tu blog y está fenomenal. Administro una comunidad de cocina en Google + que edtá empezando. Se llama como el blog. Te invito a participar en ella, me encantaría que publicases enlaces a tu blog. Nos vemos por la red. Un saludo

      Eliminar
  2. Los macarons son mi asignatura pendiente, vivo en A Coruña, al ladito del mar y me da miedo ponerme con ellos por el tema de la humedad...no sé si tendré paciencia para esperar al secado. Ahora que leyendo que tus condiciones climáticas son similares y viendo cómo te han quedado...pues me entran ganas de ponerme manos a la obra!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonsoles, anímate. Piensa en hacerlos una tarde y dejarlos secar toda la noche. Así te saldrán estupendos!!!!. Me encantaría que me mandases una foto para ver como superas tu asignatura pendiente!!!!. Un abrazo

      Eliminar
  3. En verdad que se ven deliciosos! yo voy a intentar hacerlos con buttercream de queso philadelphia :-) saludos desde México.

    ResponderEliminar